Nuevo estudio internacional: Las ventajas de consumir pollo todos los días

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina asegura que la carne de pollo ha sido la más solicitada en el mundo durante los últimos 10 años. “La carne aviar representa el 45% de toda la carne comercializada mundialmente, con una producción estimada 2.500 toneladas”, explican.

El pollo es un alimento muy versátil, por lo que es posible realizar una variedad de preparaciones que complementen una dieta saludable: se puede usar en ensaladas, gratinado, frito, cocinado, entre otras recetas. Lo importante, es nunca consumirlo crudo.

Así mismo, el pollo tiene una cantidad de nutrientes beneficiosos para el cuerpo humano, gracias a las proteínas que posee, a que es rico en vitaminas del grupo B, y a sus destacados minerales, como el fósforo, el hierro y el zinc.

Teniendo en cuenta lo anterior, el portal especializado Mejor con Salud, listó una serie de beneficios derivados del consumo de pollo:

1. Peso corporal: este alimento es uno de los más recomendados para mantener un peso estable. Investigaciones en el campo han demostrado que este producto genera saciedad suficiente en el cuerpo para evitar comer en grandes cantidades y reducir la porción en las comidas principales.

2. Sistema inmunitario: en las patas de pollo es donde más colágeno hay, lo que significa que la persona que lo consuma también adquirirá buenas proteínas para la piel. El 70 % del contenido de las patas de pollo es colágeno, por lo que puede traer grandes beneficios para la salud de la piel.

3. Fácil digestión: los aminoácidos que contiene este producto se vuelven esenciales para la digestión del cuerpo. Por ello se aconseja a todo tipo de organismo, ya sea para personas mayores, niños, adolescentes, deportistas, entre otros.

4. Beneficio cardiovascular: según un artículo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, “la sustitución de la carne roja en la dieta por otras fuentes de proteína como el pollo, el pescado o las nueces puede ser una estrategia eficaz para reducir el riesgo coronario”, explica Mejor con Salud.

5. Fuente de nutrientes en el embarazo: el consumo de pollo puede incidir en la salud tanto de la madre como del bebé. Entre los nutrientes que les aportan están la vitamina B6, la B12, el ácido fólico, ácidos grasos y minerales como hierro y fósforo.

Por otro lado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos señalan algunas recomendaciones importantes para prevenir la intoxicación alimentaria y manipular correctamente el pollo:

  • Al momento de comprar el pollo en el supermercado o la tienda, se debe poner en una bolsa desechable antes de agregar al carrito de compras o antes de guardar en el refrigerador, para evitar que los jugos entren en contacto con otros alimentos.
  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón por 20 segundos antes y después de manipular el pollo.

 

Leer el artículo original.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados